<<  Desembre 2017  >>
 Di  Di  Di  Di  Di  Di  Di 
      1  2  3
  4  5  6  7  8  910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Butlletí electrònic Valldaura

Subscriu't!
Política de protecció de dades

Amb el patrocini de

Universidad Internacional de la Rioja

Documents d'interès

Fe i evolucionisme, entrevista amb l'Octavio Rico - Pàgina 3

¿Cuáles son las últimas tendencias en la teoría de la Evolución?

La llamada teoría sintética de la evolución afirma que la evolución es el resultado de la combinación de varios mecanismos, entre los cuales destacan las mutaciones genéticas y la selección natural. El azar, según el neodarwinismo, sería el motor en virtud del cual las mutaciones aleatorias darían lugar a cambios inducidos por una selección natural no planeada.

Francisco Ayala

Pero las cosas no deben estar tan claras, cuando autores competentes en la materia dicen que esos motores no son suficientes para explicar toda la evolución. Dice Francisco Ayala, miembro de la Academia de las Ciencias de EEUU: “la evolución también puede ser considerada como un proceso natural a través del cual Dios trae las especies vivientes a la existencia de acuerdo con su plan”.

¿Cuál es la diferencia esencial entre el hombre y los animales?

El comportamiento racional, dotado de libertad, es esencialmente diferente del comportamiento animal, gobernado por los instintos. Hay suficientes evidenciasAdan y Eva de ello, como para afirmar que quien no acepta esas diferencias sencillamente está yendo contra hechos más que comprobados. Esa diferencia esencial entre el hombre y los animales es lo que lleva a pensar que, en algún momento de nuestra historia, en el preciso momento en que surgió la especie Homo sapiens, hubo un salto ontológico (y no una simple diferencia en el grado de evolución biológica). Eso es lo que el dogma cristiano dice acerca de la infusión por Dios de un alma espiritual. Una verdad de fe que no contradice en absoluto lo que dice la ciencia.

Lo que la ciencia no podrá definir nunca es el preciso momento en el cual el animal antropoide pasó a tener alma espiritual, dejando con ello de ser animal para pasar a ser hombre. De eso no puede haber constancia documental.